martes, 22 de julio de 2008

Que duermas bien

Esta elefantita hace rato que estaba dando vueltas por mis hojas mamarachadas, hasta que conocí la habitación de Charlotte que tiene todos los elefantes del mundo... Y no podía faltar el mío! Es para que la pongan en la puerta y todos sepan que ahí duerme y sueña Charlotte. Que con su paz, tranquilidad y sonrisas nos roba cada vez que la vemos el corazón.

2 comentarios:

Bri dijo...

Que dulce! me emocione hasta caer una lagrima... es normal eso? o es solo otra parte de este proceso de ser mama que me hace estar super sensible,,,
Realmente hermosa tu elefanta! inspira ternura con ese chupete y mamadera, y todo! no tengo palabras... es un regalo hermoso que siempre lo va a atesorar de su tia Yani (y de Nico, quien seguramente participo con sus criticas constructivas o no....)
GRACIAS!

Yanina Mengoni dijo...

Bri! De nada! Y disfruta esta etapa maravillosa de ser mamá y de la sensibilidad que eso trae.Y además tu hija Charlotte es lo mas!
Si, no te equivocaste con lo de Nico! jajaja...Nos vemos!