jueves, 18 de diciembre de 2008

Esos locos bajitos...

A menudo los hijos se nos parecen, asi nos dan la primera satisfacción; esos que se menean con nuestros gestos, echando mano a cuanto hay a su alrededor...

Esos locos bajitos que se incorporan con los ojos abiertos de par en par, sin respeto al horario ni a las costumbres y a los que, por su bien, hay que domesticar. Cargan con nuestros dioses y nuestro idioma, nuestros rencores y nuestro porvenir...

Por eso nos parece que son de goma y que les bastan nuestros cuentos para dormir. Nos empeñamos en dirigir sus vidas sin saber el oficio y sin vocacion. Les vamos trasmitiendo nuestras frustraciones con la leche templada y en cada cancion...

Nada ni nadie puede impedir que sufran, que las agujas avancen en el reloj, que decidan por ellos, que se equivoquen, que crezcan y que un dia nos digan adios


Joan Manuel Serrat

1 comentario:

la tia MariA dijo...

CU! me mataste con este articulo...a mi que mis hijos me emocionan con solo verlos...que los disfruto a full, pero siento que el tiempo vuela!
Creo k no hay juguete o tetinga que los haga mas feliz,k la contencion de los papas, un abrazo una risa compartida, un llanto( pero entre 2 pasa mas rapido)...se sienten protegidos y eso los hace mas fuertes...
Son tan lindos los ninios...ya vas a ver cuando tengamos a Manu entre NOS' cuanto amor y alegria nos va a regalar ...
y ahi vamos a estar todos para cuidarla,quererla y hacerla fuerte, que pase lo que pase siempre tendra a su flia que la sostendra